La felicidad política

POSEIDON

Instruir la democracia, reanimar sus creencias, purificar sus costumbres, regular sus movimientos, sustituir, poco a poco, inexperiencia por la ciencia de los asuntos públicos, instintos ciegos por el conocimiento de verdaderos intereses, adecuar el gobierno a épocas y lugares, modificarlo según las circunstancias”. Esta es la receta que en primer lugar deben seguir quienes dirijan la sociedad, según escribía Alexis de Toqueville, tras observar cómo se construía la democracia en América, a finales del siglo XIX. En su obra, el autor también reconoce: “Confieso que es difícil señalar a ciencia cierta el medio para despertar a un pueblo ensoñado, y otorgarle las pasiones y la ilustración que no tiene”. Este pensador se suma así a otros cientos más que expresan el convencimiento de que es la educación, los saberes, el aprendizaje y, en definitiva, la cultura el único remedio a los males actuales. Benjamin Barber es otro de ellos, cuando define una democracia fuerte como aquella basada en una actividad política creativa que busca beneficiar a los integrantes de la sociedad. Insiste en que esos beneficios han de ser constituidos y propuestos por la misma ciudadanía, que a su vez debe pensar activamente proyectos y reformas, para mejorar día a día el entorno. Y añade: no deben de hacerlo por un interés egoísta, sino porque es una manera más para conseguir, de facto, que el ciudadan@ sea un auténtic@ ciudadan@.

Continue Reading →

La brújula

brujula

Todo sucede como si hubiéramos perdido el norte. La gran brújula socio política gira enloquecida entre diferentes ejes magnéticos: [Ideológico: izquierdas – derechas], [Populista: casta – gente], [Generacional: lo viejo – lo nuevo], etcétera. Sí, todo parece indicar que la aguja no sabe a qué campo de fuerzas responder. La Asociación por la Calidad y Cultura Democráticas propone dos vías complementarias para superar estos momentos de desconciertos:

1. Aumentar la cultura política de los ciudadanos

2. Mejorar la calidad de las organizaciones políticas

Para lo primero, mantenemos esta Web, sus entradas y mensajes, y en las redes sociales aportamos nuestros puntos de vista. Opinamos que gran parte del problema se deriva de la ignorancia popular. Acaso sea éste un mensaje poco amable. Pues puede que sea interpretado por algunos en clave elitista. Mas con todo, lo creemos cierto, poderoso y útil para interpretar el mundo que estamos construyendo.

Continue Reading →

Ciudadanía empoderada

Madrid_October15

La crisis de los medios convencionales y la de los partidos políticos van de la mano. No han querido ver que las cosas estaban cambiando y así, estas dos profesiones se han quedado caducas en sus formas de hacer. Dos profesiones que en vez de haber estado dando prioridad a las exigencias ciudadanas, han estado al servicio de la clase dominante. Hasta ahora, ha habido dos vías para ejercer una ciudadanía de baja intensidad: comprar marcas y votar siglas (V.Sampedro. El 4º Poder en Red. 2014). Pero esto ya se ha terminado. Los ciudadanos armados en formación e información reclaman su lugar en el entramado político y mediático.

Al igual que el periodista debería reconocer que ahora comparte protagonismo y visibilidad con unos ciudadanos que pueden producir noticias (V. Sampedro, Ibídem), los partidos políticos ya no pueden actuar sin atender las exigencias de la calle. En los últimos años, han aparecido y están apareciendo nuevas plataformas en la red creadas por los ciudadanos de manera desinteresada que generan ideas y proyectos y que, por otra parte, intervienen en forma de control y fiscalización de las instituciones.

Continue Reading →

La regeneración democrática es un cuento chino

pantallazo-separata¿Quieres saber porqué “la regeneración democrática” es un cuento chino?

La regeneración democrática es un embuste porque quienes la enarbolan para amenazar a los corruptos:

  • Siguen la moda de la transparencia (pp. 59-61)
  • Fomentan el predominio de la normativa (pp. 61-62)
  • Encuentran en ‘los otros’ su propia razón de ser (pp.62-63)

Así actúan unos y otros, los partidos políticos en particular (desde el PP al inminente Podemos, pasando por el PSOE o IU) y, en general, las instituciones y órganos del Estado sobre los que descansa el funcionamiento de una sociedad democrática, desde la Casa del Rey hasta el sindicato menos combativo, incluidos el Congreso de los Diputados o el Tribunal de Cuentas.

Hablan de corrupción como problema y omiten analizarlo como síntoma. Hablan de regeneración democrática, cuando la democracia no se regenera. La democracia se perfecciona, se consolida. Lo que debemos regenerar es la arquitectura y la acción políticas.

¿Quieres saber cómo se puede trabajar para recuperar la credibilidad y el prestigio de la política? La respuesta la encuentras en el siguiente documento PDF titulado “Por la credibilidad y el prestigio de la política. Una recomendación de Calidad y Cultura Democráticas”.

Abrir PDF Por la credibilidad y el prestigio de la política

La prueba del algodón de Podemos

Desde la Asociación por la Calidad y la Cultura Democráticas recomendamos vivamente la lectura del artículo La prueba del algodón de Podemos firmado por  Antonio M. Jaime-Castillo (Universidad de Málaga) y Xavier Coller (Universidad Pablo de Olavide). Ambos profesores son miembros del grupo de investigación Democracias y Autonomías: Sociedad y Política.

Los profesores Jaime-Castillo y Coller aprovechan el fenómeno electoral de Podemos para recordar, con sobresaliente sencillez y claridad, la conocida y siempre vigente tensión entre la aspiración a participar y la necesidad de organizarse que experimentan las asociaciones humanas de todo tipo, incluidas las de naturaleza política. Una cuestión a la que prestamos especial atención en nuestra próxima Guía para asesores de partidos políticos y que representamos gráficamente con imágenes como ésta:

De la participación a la organización

Queremos felicitar a los profesores Jaime-Castillo y Coller por su contribución a un debate tan necesario como éste. Un debate que permanece oculto por la hegemonía mediática que ejercen quienes se ocupan de las “grandes cuestiones” de Estado.

Para leer el artículo “La prueba del algodón de Podemos” pulsa aquí.

Debates visibles; debate oculto

debates_visibles_debate_oculto

He aquí algunos de los más importantes debates sobre cómo superar la crisis social en que nos encontramos:

Constitución 1978 En favor de cambiar la Constitución vs En contra de cambiar la Constitución
Sistema de partidos En favor del multipartidismo vs En favor del bipartidismo
Forma de Estado En favor de la Monarquía vs En favor de la República
Título VIII CE Estado de las Autonomías vs Otras formas: federalismo, independencia
Representación Democracia representativa (partidos) vs Protagonismo / participación popular
Nuevas tecnologías Sedes analógicas (partidos tradicionales) vs Redes digitales (nuevos movimientos sociales)
Ideología Izquierdas vs Derechas 
Rendición de cuentas En favor/en contra de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno

Llamamos a estos y otros debates de parecida índole (todos necesarios; ninguno suficiente) “debates visibles”. Y los llamamos así por su prominencia sobre este otro que denominamos  “debate oculto” o debate pendiente, a saber: El debate sobre la necesidad de incorporar nuevos métodos de trabajo en la cultura organizativa de las formaciones políticas, tanto tradicionales como quincemayistas. Si esta cuestión fuera objeto de tan encendidos debates como los anteriormente apuntados, estaríamos hablando de detractores y partidarios del movimiento en favor de mejorar la competencia, pericia y aptitud de los partidos políticos para los procesos de toma de decisiones, la dirección de equipos humanos, el análisis de situaciones complejas, el establecimiento de metas y objetivos, así como para la planificación, puesta en marcha y seguimiento de las tareas a realizar, por citar únicamente algunas de las tareas que, ineludiblemente, deben practicarse a diario en cualquier tipo de asociación humana compuesta por personas que comparten valores y metas comunes.

Continue Reading →

Entrevista en La Marea

recomendamos-articulo-la-marea-06062013De Trinidad Deiros, publicado en La Marea el 6 de Junio de 2013:

“Los partidos políticos funcionan como un motor oxidado, sin ningún control de calidad”

“Sin conocer y saber cómo funcionan los asuntos públicos, el ciudadano está a merced de su propia ignorancia”. Esta declaración de intenciones resume el espíritu de una iniciativa de reciente creación, la asociación Calidad y Cultura Democráticas, fruto del diagnóstico hecho por un grupo de profesionales de varios campos que llegaron a la conclusión de que la falta de competencia de los ciudadanos en cuanto a la gestión de la cosa pública es el campo abonado en donde prospera “la demagogia de los líderes políticos, económicos y mediáticos”. Esta asociación pretende convertirse en un espacio para compartir ideas, textos e instrumentos que reconcilien a los ciudadanos con la política en su sentido más noble: la búsqueda del interés común. Felipe Gómez Pallete es su presidente.

Continue Reading →

Deseo y necesidad

deseo_y_necesidad

En El nuevo mundo después de Snowden, su autor, Evgeny Morozov, dice: “Armados con tantos datos, los sistemas políticos parecen creer que pueden prescindir del ciudadano”. Puede invertirse la frase: “Armados con tantos datos, los ciudadanos parecen creer que pueden prescindir de los sistemas políticos”.

Esta idea-espejo de la de Morozov invita preguntarse por las nuevas formas de hacer política surgidas a partir de un tipo concreto de activismo: el de los movimientos sociales que están proporcionando a la ciudadanía cantidades ingentes de información pública.

En Monitorización parlamentaria: nueva vía de rendición de cuentas social se habla de estos movimientos y, en concreto, de las Organizaciones de Monitorización Parlamentaria (PMO, por sus siglas en inglés) que, “entroncando con la filosofía de gobierno abierto, promueven el libre acceso a datos públicos”. Como PMO españolas se citan cinco valiosos ejemplos de iniciativas felizmente consolidadas: Civio, Parlamento 2.0, Qué hacen los diputados, Proyecto Avizor y Proyecto Colibrí.

Continue Reading →

Método de trabajo

metodo_sic_1

Para elaborar una agenda de calidad democrática se requiere un método de trabajo. Confiar el afianzamiento de la cultura organizativa de un partido político a una mezcla de voluntarismo y sentido común no es suficiente. En la Asociación por la Calidad y Cultura Democráticas hemos desarrollado un manual o guía donde se describen los pasos a seguir. Creemos que esta forma de trabajar ayudará a la regeneración de la actividad política. Pues al comprometerse públicamente con el cumplimiento de su agenda de calidad democrática, un partido estará en disposición de ganarse la confianza de sus militantes, de sus  potenciales electores y de la ciudadanía en general.

Continue Reading →

Ideología y organización

entrada_organizacion

El incontestable y creciente descrédito de los partidos políticos clásicos está provocando el nacimiento de nuevas formas de acción política, así en la esfera digital como en el mundo físico, bien monográficos (PAH) o generalistas: Podemos o Partido X. Incluso vemos surgir nuevos partidos de hechura tradicional como, por citar el más reciente, Vox. El momento es, sin duda, apasionante. Y desconcertante. Porque, en palabras de Daniel Innerarity (Democracia sin política), “nadie confía a la política lo que solo la política podría resolver”.

Continue Reading →

No, no nos abrirán

no_no_nos_abriran

“No, no, no nos abrirán” coreaban los partidos políticos hasta hace poco tiempo. Forzados por las circunstancias, parecen haber emprendido el camino de la transparencia. ¿Anuncia la Ley de Transparencia el final de nuestros males? Rotundamente, no. Por varias razones, entre otras, estas dos:

  1. No hay ninguna medida que, por sí sola, sea “la” solución de la actual crisis social.  Cada medida puede ser, por sí misma, necesaria pero nunca será suficiente.
  2. La transparencia ilumina el pasado, no el futuro. Depender solo de ella equivale, por tanto, a ir a remolque de las circunstancias.

Continue Reading →

Serie: La calidad bien entendida

(i) Presentación de la serie y resumen de las seis entradas de que consta
(1) Qué es un indicador de calidad: Compromiso, mejora, futuro
(2) Qué significa un indicador de calidad: Al menos, ocho mensajes
(3) Dónde aplicar los indicadores de calidad: En los procesos, no en el producto
(4) Transparencia versus Calidad: Responsabilidad del pasado vs. Compromiso futuro
(5) Círculos virtuosos Partidos-Ciudadanos: De la mediocridad a la calidad
(6) Plan de acción en tres fases: Guía, Grupos de discusión y Difusión

En La calidad bien entendida explicamos los fundamentos del Sistema de Indicadores de Calidad (SIC). Aquí ofrecemos tres razones por las que recomendamos la lectura de esta serie:

1. Porque los esfuerzos que se vienen haciendo por detener el deterioro democrático responden a una mirada que es preciso ampliar. La mirada sobre el pasado que distingue a los movimientos actuales debe completarse con el atrevimiento que supone hurgar en el futuro. Del mismo modo, el interés por los efectos dañinos debe perfeccionarse con el análisis de sus causas últimas. Y todo ello debe hacerse desde un punto de vista global, no meramente económico. El SIC se levanta sobre la voluntad de conjugar pasado y futuro, causas y efectos, con una visión que supere la mirada exclusivamente economicista.

Continue Reading →

La calidad política empieza por nosotros

blog-entrada-la-calidad-empieza-por-nosotros

La política se ha convertido en un problema. Así lo dicen últimamente los sucesivos barómetros del CIS, que de un tiempo a esta parte sitúan a los políticos como uno de los principales problemas para la ciudadanía. Resulta extraordinariamente perverso, propio de un “mundo al revés”, como diría Eduardo Galeano, que los delegados de la soberanía nacional, esto es, las personas elegidas por el pueblo para representarle, sean percibidas como un problema por sus propios electores.

Lo más paradójico de que la política se haya convertido un problema es que la única solución a este problema es la propia política. Entendida no como política de partidos, de estos partidos que, repetimos, son solo nuestros delegados. Hablamos por tanto de la POLÍTICA con mayúsculas, la que protagoniza el soberano, esto es, el pueblo, y no sus delegados circunstanciales, esos interinos de los partidos políticos que mañana serán reemplazados por otros.

A los escépticos del “para qué” y del “no sirve para nada que nos movamos” les recordaremos lo mucho que temen los gobiernos los virajes y movimientos de la opinión pública. Tanto es así que hoy en día se gobierna prácticamente a golpe de encuesta. Y cuando las encuestas arrojan un estado de opinión contrario a sus intereses, los partidos se ven obligados a moverse. O a pagar su falta de movimiento en las urnas.

Continue Reading →

La calidad bien entendida (y 6)

la-calidad-bien-entendida-y-6

Queremos llenar España de semáforos. En esta última entrega de la serie La calidad bien entendida resumimos qué es esto de los semáforos, por qué lo hemos diseñado así y cómo lo estamos haciendo. El para qué del asunto ya lo conocen nuestros seguidores: La iniciativa SIC (Sistema de Indicadores de calidad) es la primera actuación concreta que esta Asociación aporta para la mejora de la equidad social por medio de una ciudadanía más competente y comprometida, es decir, con una mayor cultura política.

QUÉ

Figura 1Pretendemos que estos semáforos lleguen a ser tan habituales como hoy lo son miles de símbolos internacionales que nos informan a diario en los aeropuertos y las playas, por carretera o en las calles de pueblos y ciudades. Cuando esta escena deje de ser una novedad incomprendida o digna de sospecha, y la consideremos tan habitual como las familiares banderas -roja o verde o amarilla- en una playa llena de bañistas, entonces, los ciudadanos (que habremos intervenido de forma determinante en ello) podremos distinguir, con una simple mirada, entre tres tipos de partidos: (a) los que practican la mejora de sus procesos internos de trabajo, (b) los que tienen previsto hacerlo y (c) los que ni siquiera se lo han planteado.

Continue Reading →

UA-39276970-1