¿Calidad y cultura democráticas?

blog-entrada-jjarevalo

Es correcto que los ciudadanos se propongan hacer oír su voz fuera de los rígidos procedimientos establecidos por la democracia formal, es decir, el ejercicio del derecho al sufragio. Pero el problema se presenta cuando esta democracia formal no existe. Y no existiendo, falla ya la precondición necesaria para hablar de “calidad” o “cultura” democráticas.

Los españoles no sabemos lo que es la democracia porque nunca la hemos tenido. La democracia formal se constituye por una serie de reglas para la disputa pública del poder entre facciones y no para, como es propio de un régimen oligocrático como el español, el secreto reparto del mismo. Varias son las condiciones que, según creo, definen un régimen democrático:

  • Sufragio universal.
  • Principio electivo en el Poder Ejecutivo: Deben ser los ciudadanos quienes, de forma directa y no por mediación del parlamento, elijan al presidente.
  • Principio representativo en el Poder Legislativo, lo cual excluye la elección de diputados por medio de sistemas proporcionales de listas que lo único que consiguen es poblar las cámaras legislativas de diputados sujetos a las órdenes de la cúpula de su partido. En el caso de España ello entra en contradicción, además, con la prohibición del mandato imperativo en el artículo 67.2 de la Constitución Española.

Continue Reading →

Causas y (d)efectos

causas-y-efectos

Las repúblicas y las democracias sólo existen en virtud del compromiso de sus ciudadanos en la gestión de los asuntos públicos. Si los ciudadanos activos o preocupados renuncian a la política, están abandonando su sociedad a sus funcionarios más mediocres y venales.”Tony Judt (Algo va mal)

Qué bien nos hubiera venido ser Lois Lane. Sí, la de la película. No sé si pasó desapercibido, pero en su primer encuentro, Superman la salva de una caída mortal y ella, todavía en el aire, se enamora irremediablemente; mientras él le dice que no se preocupe, que ya la tiene sujeta, Lois, la recién enamorada Lois, le lanza una pregunta terrorífica: “ya, ¿y quién le sujeta a usted?” La escena es del todo improbable. No, no por el hecho de estar volando con una mujer cogida de un brazo y un helicóptero del otro: quién en su insano juicio de enamorado podría cuestionar de tal modo a su amado. Bravo por Lois Lane.

Continue Reading →

A vueltas con la crisis

a-vueltas-con-la-crisis-2

Me voy a permitir llevarle la contraria a mi maestro y amigo Felipe Gómez-Pallete: lo de la “crisis de valores” me parece otra de las máscaras, una síntesis muy completa de los cuatro ídolos Baconianos: los prejuicios de la especie (idola tribu), los culturales (idola specus), los  del lenguaje (idola fori), y los de la farsa (idola theatri) con que gustan, y gustamos, de engañarnos. Es tan viejo el recurso retórico que no es difícil encontrarlo con profusión  en los padres de la Iglesia. Lo característico de nuestro tiempo es esa contaminación de la ética y de la política por los jeribeques del lenguaje de la bolsa y del mercado que nos hacen hablar de algo que depende estrictamente, aunque no exclusivamente, de nuestra decisión como si dependiera de factores más allá de control, de algún arcano maléfico, que, de existir nos exoneraría de nuestra responsabilidad. Ya se sabe que si hay crisis no se puede hacer nada, pese a lo mucho que se esfuerzan los gobiernos.

Continue Reading →

Espacio abierto

Matadero_Madrid

Nos encontramos en una situación en la que los problemas no pueden seguir siendo resueltos solo con las instituciones -que se encuentran obsoletas-, sino que la ciudadanía debe asumir un papel principal en la resolución de los problemas que nos implican a todos. Como dice el sociólogo Ulrich Beck, es necesario “no solo una política que genere reglas, sino también que las modifique; no solo una política de los políticos, sino también una política de la sociedad”.

Por este motivo, considero que esta iniciativa -Calidad y Cultura Democráticas- puede llegar a ser una herramienta eficaz para el ciudadano, que le permita adquirir capacitación para poder afrontar la política de las cosas (temas sencillos) en un espacio más abierto, horizontal y colaborativo.

Continue Reading →

Las tres C de la democracia

foto-comunicacion-cultura-ciudadania

Democracia se escribe con tres C, aunque la R.A.E. las reduzca a una. La comunicación, la cultura y la ciudadanía aportan el sustrato de todo orden político. En concreto, en democracia la comunicación es libre; la cultura, abierta y la ciudadanía colabora en las tareas de gobierno. Son estas también las propiedades del “software no propietario”. Se trata de un código libre de ser copiado, modificado y distribuido por cualquiera. Además, está siempre abierto para ser mejorado; porque la democracia es siempre un punto de partida y su vigor responde a la consciencia de saberse siempre incompleta. Por último, el código democrático se desarrolla de forma permanente, mediante la colaboración de los ciudadanos y sus representantes. El contrato que estos establecen se basa en la igualdad de derechos y obligaciones para tomar parte en el gobierno de los asuntos colectivos.

La ausencia de censura previa y de monopolios de facto en el ejercicio de la libertad de expresión son requisitos insoslayables de una esfera pública democrática. La libre competencia entre individuos y colectivos hace germinar y renueva la cultura en sociedades que, por definición, son abiertas en el sentido que señalaba K. Popper. Y la colaboración entre gobernantes y gobernados reconoce a estos últimos como promotores, partícipes y decisores del rumbo de las democracias. Todo esto no son más que obviedades y que, sin embargo, requieren ser señaladas y, sobre todo, reactualizadas.

Continue Reading →

Toma la iniciativa

blog-mascaras

Máscaras. Esta es la imagen que ha elegido mi mente para representar palabras como transparencia, crisis, economía o política. Cada uno de estos términos baila con su cara cubierta. Como si tuviera intención o necesidad de disimular su verdadera personalidad. Así visualizo la época que vivimos: es el momento de esconder la esencia de las cosas. Es una forma, quizá, de restar virulencia a los asuntos que nos incomodan.

La enfermedad se disfraza de termómetro. Y así, hablamos de crisis “económica”. Como si la temperatura de nuestro cuerpo fuera el mal que nos aqueja. ¿Qué opinaríamos del doctor si su diagnóstico y tratamiento fueran “Padece usted de fiebre; tome paracetamol”. Es el discurso de los economistas técnicos, los que reducen su ciencia a la mera “interpretación de la realidad social en términos monetarios”, como denunció mi amigo José Luis Sampedro en un ensayo magistral hace treinta años.

La transparencia se disfraza de economía. Y así, el fin de la opacidad en la vida pública se circunscribe a cuestiones económicas, como manifestaron los participantes en un reciente encuentro sobre partidos políticos y esfera pública digital, organizado por el Máster en Comunicación, Cultura y Ciudadanía Digitales y la Facultad de Políticas y Sociología de la UCM. Transparencia es una cualidad que se requiere de toda organización, pero ha de reclamarse en todos los ámbitos de su actividad, no sólo en el económico.

Continue Reading →

Cómo se gestó el logotipo

  • historialogo1
  • historialogo2
  • historialogo3
  • historialogo4
  • historialogo5
  • historialogo6
  • historialogo8

Tradicionalmente la esencia de la democracia ha residido en el parlamento, una institución elegida por los ciudadanos que tiene la función de representar sus intereses e ideologías a la hora de legislar. Y cuando hablamos de parlamento, siempre solemos verlo representado por medio de un semicírculo formado por puntos, cada punto es un parlamentario y por lo tanto es un grupo de personas e intereses.

El siglo XXI, el auge de las redes sociales y el acceso a la información está cambiando lo que se entiende por democracia. Ahora, la sociedad civil desea tener la oportunidad de involucrarse directamente y, cuando no tiene los mecanismos, los exige o se los busca. Por eso, el peso del parlamento en la representatividad de la democracia, aunque sigue siendo un pilar básico, ya no lo es todo. Poco a poco, pero de forma continua, se está desplazando para dejar espacio al sector económico y empresarial, a las entidades sin ánimo de lucro, a los centros de pensamiento y otras instituciones y, por supuesto, a los ciudadanos.

Continue Reading →

UA-39276970-1