EL PCE ante el asalto al Capitolio

Captura de pantalla 2021-01-12 a las 11.26.40

El pasado jueves 7 de enero, el Partido Comunista de España hizo público un Comunicado sobre los hechos que tuvieron lugar la víspera en Washington D. C., capital de los EE. UU., concretamente en el Capitolio, edificio donde tiene su sede el Congreso, órgano bicameral (Cámara de representantes y Senado) que es el depositario del poder legislativo de la nación.

Estos acontecimientos y el escenario en que se desarrollaron forman ya parte no solo de la historia de un país que nació demócrata, sino también de la historia de la democracia como sistema político.

La lectura de este comunicado nos produjo las reflexiones que resumimos en lo que sigue, dentro de los límites habituales de este blog.

__________________________________

 Una cosa es la denuncia de los hechos, a la que solo un insensato se negaría a sumarse.

Otra cosa son los ideales o buenos deseos para seguir construyendo un mundo mejor, que animan a los autores del Comunicado y que compartimos globalmente.

Y una tercera cosa -tan diferente de las dos anteriores como estas lo son entre sí- son las presunciones básicas (culturales) que subyacen bajo la literalidad del texto y que se deducen del tono de superioridad moral utilizado, un tono propio de quienes creen no haber errado nunca.

Opinamos que este análisis de los insólitos hechos sería mucho más luminoso y certero si, en lugar de aprovechar las circunstancias para identificar al enemigo con la ultraderecha, denunciara los populismos que alimentan los extremos de uno y otro signo.

Así mismo, entendemos que poner el foco en Trump y sus seguidores violentos como origen y causa de este tipo de sucesos tiene difícil acomodo en las ciencias sociales y políticas. Como acertadamente acaba de señalar Juan Luis Cebrián: «Trump no es tanto la causa del deterioro político y moral de la sociedad que preside como su consecuencia». Si la República Federal de Alemania (desde Adenauer a Merkel) no hubiera sabido asumir el papel de la sociedad alemana como crisol del movimiento nazi, hoy estaría en la cuneta de la Historia, en lugar de liderar la UE.

En resumen, no creemos que sea el momento de hacer llamamientos de parte (partidistas) sino de invocar la unión frente al enemigo común, que no es sino el deterioro de la actividad política como reflejo del deterioro social.

En definitiva, el comunicado se estructura en torno a cuatro ejes: (1) Denunciar los hechos, (2) defender ideales, (3) identificarse con el bien para combatir el mal, dando por supuesto que este es nuestro enemigo político y, consecuentemente, (4) proponer planes partidistas. De ellos, compartimos los dos primeros, no así los dos últimos.

«En cualquier caso, estamos viviendo un momento crítico, es decir, un cambio profundo y de consecuencias importantes, un cambio de época. Es un placer y un lujo compartirlo con alguien como tú». Con estas palabras finalizamos la nota que enviamos al amigo, afín al PCE, que nos facilitó el texto del Comunicado nada más hacerse público.

Esta entrada ha sido elaborada a partir de aquella nota. Esperamos que merezca el interés de nuestros seguidores y que, como a nuestro amigo, invite a la reflexión.

Atentamente,

Felipe Gómez-Pallete felipe.gpalleterivas@ccdemocraticas.net

Paz de Torres paz@ccdemocraticas.net & https://comoelagua.net/

Asociación por la Calidad y Cultura Democráticas.

 

LOGO ACCD

¿Te gusta este post? Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Comment

Your email address will not be published.


*

UA-39276970-1