La democracia

libro-la-democraciaComo se destaca en la cubierta de esta edición, la obra de Robert Dahl expone de  forma accesible los siguientes asuntos:

* Los principales elementos que configuran una democracia
* Las instituciones imprescindibles que la sustentan
* Las condiciones económicas y sociales que favorecen su desarrollo
* Los criterios necesarios para evaluarla

Calidad y Cultura Democráticas recomienda este libro por la forma, extremadamente sencilla y didáctica, con que se presenta la complejidad de la democracia, es decir, sus orígenes y posible evolución, y los elementos y relaciones que componen el sistema democrático. Para los politólogos, se trata de una obra clásica y básica; para los ciudadanos deseosos de saber, este texto es una obra pedagógica, porque con su lectura aprendemos y nos educamos.

Para los que deseen conocer, con algo más de detalle, las razones por las que recomendamos este libro, hemos seleccionado los siguientes pasajes. Sirvan estos fragmentos a modo de reseña, una recensión elaborada después de haber leído el libro ‘con las gafas’ de Calidad y Cultura Democráticas.

“La democracia, tal parece, es un tanto incierta. Pero sus posibilidades dependen también de los que nosotros hagamos (…) no somos meras víctimas de fuerzas ciegas sobre las que no tengamos ningún control. Con una adecuada comprensión de lo que exige la democracia y la voluntad de satisfacer sus requerimientos, podemos actuar para preservar las ideas y prácticas democráticas y, aún más, avanzar en ellas” [Capítulo II. ¿Dónde y cómo se inició el desarrollo de la democracia? Pág. 30].

“Las oportunidades para obtener una comprensión ilustrada sobre cuestiones públicas no sólo forman parte de la definición de democracia. Constituyen un requisito de la democracia (…) Quienes creemos en los fines democráticos, estamos obligados a buscar fórmulas para que los ciudadanos puedan adquirir la competencia que precisan. Las instituciones que se crearon en los países democráticos durante los siglos XIX y XX dirigidas a promover la educación cívica quizá no sean ya adecuadas. Si esto es así, los países democráticos deberán entonces crear nuevas instituciones o completar las antiguas” [Capítulo VII. Competencia cívica. Problemas no resueltos. Págs. 92-93].

“Transparencia y comprensibilidad. Por este par de conceptos entiendo que las operaciones del gobierno están suficientemente abiertas al escrutinio público y son lo suficientemente simples como para que sus rasgos esenciales puedan ser comprensibles para los ciudadanos en lo relativo a qué es lo que se hace y cómo. No deben elaborarse de forma tan compleja que impidan a los ciudadanos saber lo que pasa pues, si no entienden lo que hacen sus gobiernos, no pueden someter a responsabilidad a sus líderes, particularmente en períodos electorales” [Capítulo X. Constituciones. Cómo influyen las constituciones. Pág. 147].

“Las perspectivas de una democracia estable en un país se ven potenciadas si sus ciudadanos y líderes defienden con fuerza las ideas, valores y prácticas democráticas. El apoyo más fiable se produce cuando esos valores y predisposiciones están arraigados en la cultura del país y se transmiten, en gran parte, de una generación a otra. En otras palabras, si el país posee una cultura política democrática” [Capítulo XII. ¿Qué condiciones de fondo favorecen la democracia? Valores y cultura democráticos. Pág. 181].

“…una de las necesidades imperativas de los países democráticos consiste en potenciar las capacidades de los ciudadanos para que puedan implicarse inteligentemente en la vida política. No trato de sugerir que las instituciones de la educación política desarrolladas en los siglos XIX y XX hayan de ser abandonadas. Pero sí creo que en los años venideros estas instituciones más antiguas deben ser mejoradas por nuevos medios dirigidos a la educación cívica, participación política, información y deliberación, que se apoyen de forma creativa en el conjunto de técnicas y tecnologías disponibles en el siglo XXI. Apenas hemos comenzado a pensar seriamente en estas posibilidades, mucho menos a ponerlas a prueba en experimentos a pequeña escala” [Capítulo XV. El viaje inacabado. Desafío 4: Educación cívica. Pág. 216].

Título: La democracia
Autor: Robert A. Dahl
Editorial: Ariel (21 de Junio de 2012)
Páginas: 254
ASIN: B008F2D5QG

¿Te gusta este post? Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments are closed

UA-39276970-1