Populismos

cabecera-0

Pierre Rosanvallon (73) es profesor de historia moderna en el Colegio de Francia y director de estudios en la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales (EHESS). En enero del año pasado, Éditions du Seuil publicó su libro, «Le siècle du populisme»; apenas ocho meses después, apareció traducido al español por Irene Agoff, en Galaxia Gutenberg.

El 11 de febrero de 2021, Antonio R. Rubio Plo, profesor de Historia del pensamiento político y social contemporáneos y de Relaciones Internacionales, publicó en Revista de Libros una reseña de la obra de Rosanvallon bajo el título «El siglo del populismo. Crítica de la emoción populista». De esta reseña destacamos a continuación diez pasajes [las negritas son nuestras]. Como colofón a esta decena de citas, formulamos las preguntas que esta recopilación nos suscitó.

  1. «Según Rosanvallon, el gran teórico del populismo actual es el argentino Ernesto Laclau (1935-2014), secundado por su compañera Chantal Mouffe. Laclau dejó siempre muy claro que el populismo no es una ninguna ideología sino un modo de construcción de lo político, una forma de movilización de “los de abajo”. El populismo pretende abarcar el conjunto de las demandas sociales, aunque necesita además de un factor aglutinante: la búsqueda de un enemigo común, un “ellos” frente a un “nosotros”».
  1. «La acusación siempre es la misma: los de arriba se caracterizan por su distanciamiento, desprecio o falta de empatía hacia los de abajo. En consecuencia, el populismo les hace objeto de una completa descalificación moral».
  1. Entre los rasgos distintivos del populismo, Rasanvallon enumera:
  • «El culto al referéndum»
  • «Las críticas al poder judicial»
  • «La ascensión (…) del líder que se considera a sí mismo un pueblo»
  • «El rechazo del librecambismo y la globalización»
  1. «Se podría sintetizar el concepto de populismo afirmando que es un régimen de pasiones y emociones».
  1. «Todos ellos [Jorge Eliecer Gaitán, Juan Domingo Perón, Kirchner, Chávez, Maduro o Correa entre otros populistas latinoamericanos] cuestionan la democracia representativa, a la que consideran minimalista, y aspiran a perpetuarse en el poder…»
  1. «La crítica del populismo ocupa la tercera parte de la obra, en la que el autor va rebatiendo los múltiples dogmas de esta ideología. Para empezar, la pretensión de que el referéndum equivale a la perfecta democracia».
  1. «Según Rosanvallon, el populismo es la manifestación de una democracia polarizada cuyo único horizonte es la búsqueda de la unanimidad, el asentimiento de las bases, camino hacia un voto asambleario. La democracia podría ir desapareciendo gradualmente a no ser que el tribunal constitucional y las instituciones independientes consigan revertir la situación».
  1. «El nuevo régimen habla de una refundación de la democracia y llegado el caso, impulsará una asamblea constituyente».
  1. «… los opositores políticos [de los populistas] son acusados de inmorales (…) porque presentan resistencia a los gobernantes que supuestamente encarnan la autenticidad y la virtud del pueblo».

Antonio Rubio concluye su reseña con el siguiente párrafo:

10. «El siglo del populismo subraya la idea de que la democracia es una suma de modalidades imperfectas y un sistema experimental. El populismo no ha surgido de modo automático, sino que, en muchos casos, ha sido una reacción contra una clase política encerrada en sí misma. Frente a las soluciones extraordinarias y “milagrosas” del populismo, la democracia representativa tiene que ser más activa y participativa. Pierre Rosanvallon da al respecto una certera definición de la democracia: “es el régimen que no se cansa de preguntarse por él mismo”. Por tanto, el conformismo, en que viven instalados muchos partidos tradicionales, supone un riesgo para la democracia».

La décima cita supone una seria advertencia que hacemos nuestra sin reservas de ningún tipo. Porque todo lo aquí resumido (nuestra particular selección de la excelente reseña del profesor Antonio Rubio) nos resulta muy familiar, muy cercano en el tiempo y en el espacio, aquí y ahora.

¿Hasta qué punto el estudio de esta obra de Rosanvallon trajo a la memoria del profesor Rubio la existencia de Podemos y la figura de su líder, Pablo Iglesias? Y mientras elaboraba su reseña, ¿no le vino a la mente este fenómeno populista de izquierdas? ¿Y qué decir del otro extremo del espectro? A nosotros, la lectura de la reseña nos ha recordado, casi línea por línea, tantos y tantos titulares de prensa de la actualidad.

Por eso, la advertencia final de Antonio Rubio nos parece muy oportuna. Deseamos que nuestros seguidores, lejos de permanecer indiferentes, se hagan estas mismas preguntas dirigidas a uno u otro extremo del espectro ideológico, pues se trata de un fenómeno «presente a derecha e izquierda». Si nos creemos que «sociedad civil» es algo más que un socorrido constructo, pongámonos en movimiento. Aprendamos a construir y defender argumentos, no para acabar con los populismos, sino para rebatir sus presupuestos en beneficio de lo común y, sobre todo, para fortalecer la democracia.

Atentamente,

Felipe Gómez-Pallete felipe.gpalleterivas@ccdemocraticas.net

Paz de Torres paz@ccdemocraticas.net & https://comoelagua.net/

Asociación por la Calidad y Cultura Democráticas.

LOGO ACCD

 

 

¿Te gusta este post? Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments are closed

UA-39276970-1